viernes, 27 de abril de 2018

Libro: Sanidad para el alma herida.

Sanidad para el alma herida. La restauración del espíritu, alma y cuerpo.
Características del libro: No podemos evitarlo nuestro corazón es marcado con una serie de experiencias a lo largo de nuestra vida, y todas esas huellas afectan negativa o positivamente nuestra vida presente y la visión del futuro... 
Las situaciones dolorosas llegan ser tan impactantes que obstaculizan el plan de Dios en nuestra vida, pero es allí donde Jesucristo viene con su poder sanador, él es restaurador por excelencia.
A veces no entendemos porque somos rebeldes a Dios, o porque herimos a nuestros seres amados, o porque no crecemos en nuestra vida espiritual.
Observamos que aunque Israel era el pueblo de Dios, a veces su actitud hacia el Señor era la de un pueblo pagano, a veces comparado con Sodoma y Gomorra ¿por qué? Es fundamental un acercamiento sencillo y genuino a Dios, donde permitamos su obra en los más profundo de nuestro ser.
Es el Espíritu Santo quien revela aún las cosas más profundas del hijo de Dios y las hace subir al corazón para ser identificadas, restauradas y sanadas. Este libro procura facilitar ese camino de sanidad para el alma herida.

En este libro hallarás temas como:

a)   Dios puede restaurar lo dañado.
b)   La sanidad interior.
c)    Pasos para restaurar el corazón.
d)   Arrancando la raíz de amargura.
e)   Victoria sobre el sentimiento de culpa.
f)     Cómo vencer el afán y la ansiedad.
g)   El poder sanador del perdón.
h)   Cómo dominar el miedo,
Entre otros temas más.  

Adquiere este libro aquí en: SANIDAD PARA EL ALMA HERIDA: La restauración del espíritu, alma y cuerpo. Estudio y oración. (Spanish Edition).

También encontrarás principios básicos y esenciales para avanzar hacia la restauración de la plenitud que Cristo vino a traer al corazón del hombre. Este libro es una herramienta para caminar hacia el cumplimiento del plan de Dios contigo.



“Y a aquel que es poderoso para guardaros sin caída,
y presentaros sin mancha delante de su gloria con gran alegría,
al único y sabio Dios, nuestro Salvador,
sea gloria y majestad, imperio y potencia,
ahora y por todos los siglos. Amén”. Judas 1:24-25.

Pastor Gonzalo Sanabria.  


.

1 comentario: